Inicio / DEPORTES / Ecuador-Argentina: Ángel Di María, un especialista en la altura que busca su redención

Ecuador-Argentina: Ángel Di María, un especialista en la altura que busca su redención

Argentina ya está en Guayaquil para encarar las últimas horas antes del choque crucial contra Ecuador por Eliminatorias del Mundial de Rusia 2018. Llegó a las 21.30 (hora argentina) del domingo, y jugadores y cuerpo técnico ya piensan en cómo frenar el “efecto altura” para aferrarse a una victoria que lo deje con vida camino a la Copa del Mundo.

Llegada de ls Selecci—n Argentina
Guayaquil Ecuador 08/10/2017
Foto: Mario Quinteros

Ángel “Fideo” Di María es campeón del mundo (Canadá 2007 con el Sub 20). Es medalla de oro (Juegos Olímpicos Beijing 2008 con gol en la final ante Nigeria incluido). Es triple subcampeón con la Selección Argentina: Mundial de Brasil 2014, Copa América de Chile 2015 y Copa América Centenario en Estados Unidos 2016. Jugó en los mejores equipo del mundo (Benfica, Real Madrid, Manchester United) y hoy está con Neymar y Cavani en el PSG sensación en Francia. Es campeón de Europa con el Real Madrid en 2014. Alguien con semejante palmarés (como dicen los españoles) sería indiscutido. Sin embargo, es el jugador más resistido en el equipo nacional. Por sus lesiones en partidos clave, por alguna que otra expulsión, por su bajo rendimiento cuando tiene que dar la talla.

Pero Di María tiene banca. Jorge Sampaoli lo defendió siempre. En las palabras: “Angel es un jugador fundamental. Nos da profundidad, está siempre en posición de recibir la pelota y es una amenaza constante para los defensores rivales”. Claro… Contra Perú, en la noche del jueves, lo sacó en el entretiempo en la Bombonera. ¿Por qué estaba jugando mal o porque es un especialista en la altura y lo quiso reservar para este partido clave”. Sólo “El Pelado de Casilda” sabe la verdad…

Lo cierto es que Argentina ya está en Ecuador con un especialista en la altura que busca su redención. El equipo capitaneado por Lionel Messi ya consume las primeras de sus 38 horas en Guayaquil. Lo recibió una ciudad con clima cálido (29 grados) que festejará el 197° aniversario de su independencia (por eso, el hotel Hilton Colón está adornado por globos celestes y blancos que identifican a esta ciudad portuaria), pero con mucha indiferencia en hinchas ecuatorianos que están frustrados por el fracaso de su selección.

Di María fue confirmado, como la mayoría de sus compañeros (salvo Banega y Papu Gómez) en el último equipo que paró Sampaoli en Ezeiza antes de partir hacia Ecuador. El ensayo táctico que duró apenas 25 minutos frente a los sparrings del Sub 20 tuvo el, mismo dibujo y estos intérpretes: Romero; Mercado, Otamendi, Mascherano, Acuña; Enzo Pérez (por Banega), Biglia; Eduardo Salvio (por Papu Gómez), Messi, Di María; y Benedetto.

¿Por qué Sampaoli volvió a confiar en Di María si no ganó nunca en la altura y hasta recibió una tarjeta roja que le costó cuatro partidos de suspensión? Porque el mediocampista surgido en Rosario Central siempre respondió con altura. A pesar de que en su primer partido en La Paz (1/4/2009) duró 7 minutos en cancha (entró a los 11 del ST por Maxi Rodríguez y lo echaron a los 18 por pegarle un patadón a Ronald García) y la Argentina dirigida por Maradona fue goleada 6-1 por Bolivia. Era su tercer partido en la Selección Mayor…

Cuatro años después se redimió en La Paz, dirigido por Sabella. Fue la gran figura en el 1-1 (26/3/2013) contra los bolivianos. “Salía solo y nos dejaba a todos atrás. Fue increíble lo que hizo”, lo alabó Leo Messi. Y cumplió una digna actuación en el 1-1 (11/6/2013) con Ecuador en Quito. También en el 0-2 que marcó el final del ciclo del Patón Bauza contra Bolivia en La Paz, donde no pudo aprovechar un clarísimo mano a mano que pudo haber cambiado la historia. Cuatro partidos, dos empates, dos derrotas.

Di María, Messi y compañía tienen descanso este lunes por la mañana. Se entrenarán a la tarde a puertas cerradas por última vez antes del partido que marcará el destino de la Selección (en el estadio George Capwell, de Emelec, conseguido por la gestión de Sampaoli con el que salió subcampeón en 2010). Y partirán mañana a las 10.30 en el chárter de la compañía Andes hacia los 2.850 metros de Quito.

Hay un dato que inquieta. Ninguno de los 26 futbolistas que vienen a buscar la clasificación a Rusia 2018 convirtió un gol en el estadio Atahualpa. Hecho que resalta aún más teniendo en cuenta que cuatro de los 10 primeros goleadores de la Liga ecuatoriana ¡son argentinos! Hernán Barcos (Liga Deportiva Universitaria, de Quito), Juan Tevez (Macará) y Juan Dinenno (Deportivo Cuenca) tiene 15 goles, uno menos que el uruguayo Jonathan Álvez (Barcelona). El cuarto es el ex Lanús, Bruno Vides, con 11 tantos. El último jugador de la Selección en gritar en Quito es alguien que hoy no está aquí porque se accidentó tras ir a ver un recital del colombiano Maluma. Sí… El Kun Agüero convirtió en el 1-1 del equipo dirigido por Sabella en el que estaba Di María (también Romero, Mascherano, Biglia y Messi que se avizoran como titulares mañana).

El único triunfo en Quito fue hace 16 años (15/8/2001), con goles de Verón y Crespo, cuando la Selección de Bielsa se clasificó para el Mundial 2002, que terminó con el “mayor fracaso” en la historia del Loco director técnico tras volverse de Japón en la primera ronda. Un detalle: ese día, Pablo Aimar (hoy integrante del cuerpo técnico de las juveniles) jugó 60 minutos. Que la historia se repita mañana…

Compruebe también

Sebastián Battaglia presentó su biografía: el libro de un ganador

El exjugador Xeneize dio a conocer su biografía. Se trata de la historia de vida …

Argentina, entre los 10 países que más entradas ya solicitaron para el Mundial

La FIFA informó que en el primer período de ventas se solicitaron casi 3,5 millones …

Dejanos tu comentario